Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Política de cookies ×

Un balance rápido de 2014

Ya queda poco para acabar el año y es momento de hacer balance. Para Etikalia ha sido un año corto, porque empezamos nuestra actividad en junio. La primera conclusión a la que llegamos es contundente: ya no hay duda de que esto es viable económicamente. No podemos ocultar que ha habido momentos de dudas y que en el corto plazo a veces se veían las cosas muy negras. Pero con algo más de perspectiva y con los datos sobre la mesa podemos afirmar que esto de montar una empresa privada sin ánimo de lucro dedicada a la gestión inmmobiliaria va a funcionar. 

Han sido seis meses muy interesantes e intensos con resultados muy positivos, de los que destacamos el aprendizaje (que hemos aplicado en la mejora de nuestros servicios) y el impacto social (habiendo proporcionado vivienda a personas excluidas del mercado convencional y a las que la vivienda social no daba respuesta). Estamos muy contentos con el feedback que nos dan nuestros clientes, tanto arrendadores como arrendatarios, todos muy satisfechos con nuestros servicios. Varios arrendadores han repetido (dejándonos gestionar más inmuebles de su propiedad) o nos han recomendado a otras personas. Tenemos que agradecer también a la Diputación Foral de Bizkaia la confianza que han depositado en nosotros en forma de ayuda económica a través del programa de emprendimiento social. Y puede que alguna institución privada también nos apoye, tendremos noticias próximamente.

De cara a 2015 estamos pensando en varias innovaciones. Somos conscientes de que con nuestro servicio no llegamos a cubrir las necesidades de muchas personas y queremos cambiar eso con un proyecto de I+D que va a requerir una inversión importante pero que tendrá un impacto social enorme.

Estos dos últimos meses hemos tenido una buena experiencia con una gran empresa en la que todos hemos salido ganando: ellos, nosotros y sobre todo unas cuantas personas que han encontrado una solución muy satisfactoria a su necesidad de vivienda. Así que queremos trasladar la experiencia a otras organizaciones creando en 2015 un servicio nuevo orientado a sus necesidades.

Nuestra principal dificultad estos meses ha sido disponer de viviendas suficientes para satisfacer la demanda (hoy tenemos inscritas más de 800 personas buscando vivienda en Bizkaia). Eso se convierte en uno de los objetivos claves de 2015 y antes de terminar el año tenemos ya identificadas algunas mejoras necesarias que tenemos que poner en marcha: comunicación, diversificación de servicios y clientes e innovación.

Concluyendo, nos espera un año 2015 con mucho trabajo donde la innovación será clave para facilitar el acceso a la vivienda, ofrecer nuevos servicios a arrendadores y vendedores de vivienda, incrementar la oferta de pisos y llegar a clientes institucionales ofreciéndoles servicios a medida de sus necesidades.