Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Política de cookies ×

España: los alquileres más caros en relación a los salarios

España: los alquileres más caros en relación a los salarios

 

La Unión Europea publica un índice de sobreesfuerzo en el pago de la vivienda que muestra el porcentaje de familias que dedican más del 40% de sus ingresos a los gastos de vivienda. 

Esa estadística pone a España como el sexto país con más inquilinos que deben hacer un sobreesfuerzo para pagar el alquiler. Solo están peor que nosotros Grecia, Servia, Bulgaria, Lituania y Croacia. Y hay que tener en cuenta que estos datos son de 2016, cuando todavía no se hablaba de burbuja del alquiler.

La estadística de la unión europea muestra que el 43% de los inquilinos debe dedicar más del 40% de su salario a pagar la renta en España. La media europea está en el 28% pero hay países por debajo del 18% como Francia, Austria o Finlandia. 

Esa tensión entre salarios y rentas de alquiler hace que cualquier pequeña subida pueda tener un efecto devastador en la capacidad de los inquilinos para pagar su renta si los salarios no suben en la misma proporción. Y por otra parte supone para los propietarios asumir mayores riesgos de impago de renta. 

¿Ocurre lo mismo en la venta?

Pues no, esa diferencia tan grande entre lo que ocurre a los inquilinos Españoles y a los del resto de Europa, no se da entre las familias hipotecadas. 

Entonces, ¿a qué pude deberse esa situación de los inquilinos?

El banco de España recomienda que no se dedique más del 35% de los ingresos al pago de la vivienda. Y ese criterio lo tienen en cuenta los bancos a la hora de conceder hipotecas. Pero en el alquiler no se suele aplicar ese criterio. Los seguros de alquiler se conceden cuando la renta no supera el 45% de los ingresos de los inquilinos, es decir, que admiten situaciones de sobreesfuerzo según los criterios de la unión europea. Pero aparte de este criterio no hay uno estandarizado para el sector y mucho menos para los alquileres entre particulares.

De hecho muchos inquilinos ni siquiera son conscientes de que deben limitar el pago de la renta a un porcentaje de sus ingresos y no son raras las familias que teniendo 1000 euros de ingresos nos piden alquilar pisos con 800 euros de renta.