Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Política de cookies ×

Cuando se usa la responsabilidad social como simple maquillaje

Cuando se usa la responsabilidad social como simple maquillaje

Hace unos días nos llamaron de un conocido salón inmobiliario para incluirnos en una web que estaban poniendo en marcha con iniciativas solidarias de empresas del sector. Y ayer se publicó la web, donde nos hemos encontrado con algunas empresas vinculadas a casos de corrupción o a prácticas poco responsables socialmente. Eso si, dan algo de dinero a ong’s y con eso parece que está todo solucionado. Es como si una fábrica de armas diera dinero para cuidar a los huérfanos de guerra. 

La solidaridad no puede ser nunca un maquillaje que oculta la podredumbre, tiene que ser una capa más de una cebolla que en su centro tiene el cumplimiento estricto de la legalidad y que se va cubriendo con capas de atención a las inquietudes y necesidades de los grupos de interés (no solo accionistas, sino también trabajadores, clientes, proveedores) y del entorno social y ambiental en que se encuentra esa organización. Así si tiene sentido una capa de solidaridad que complementa a una estrategia integral de empresa, pero no para maquillar. 

Nosotros ya hemos pedido que nos den de baja de esa web, que no nos merece credibilidad más allá del mero maquillaje para ocultar la realidad de muchas empresas.