Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Política de cookies ×

Cambios en el programa ASAP (Alokairu Segurua, Arrazoizko Prezioa, Alquiler Seguro, Precio Razonable) del Gobierno Vasco. (actualizado 2019)

Cambios en el programa ASAP (Alokairu Segurua, Arrazoizko Prezioa, Alquiler Seguro, Precio Razonable) del Gobierno Vasco. (actualizado 2019)

Esta semana se he presentado el nuevo decreto del programa ASAP (Alokairu Segurua, Arrazoizko Prezioa, Alquiler Seguro, Precio Razonable), del Gobierno Vasco, del que Etikalia es agente homologado. El decreto se publicará el 30 de septiembre en el BOPV y entrará en vigor el 1 de octubre de 2019. Hemos accedido ya al texto del decreto y os resumimos en la siguiente tabla las principales características de los dos decretos, el inicial de 2012 (y la modificación de 2014) y el actual de 2019.

 

 
2012-2014
2019
Comparación
Renta máxima que pagan los inquilinos y cobran los propietarios
600€
750€
Incremento del 25% en la renta máxima que se paga por la vivienda. 
Requisito de ingresos mínimos de los inquilinos
7000 € (12000 € desde 2014)
15000€
En cada cambio normativo se ha incrementado el requisito de ingresos mínimos. Suponemos que el motivo es que no habría viviendas cuya renta no superara el 30% de esos ingresos (para unos ingresos de 7000€ anuales la renta debería ser de 175€, mientras que para 12.000€ de ingresos debería ser una renta de  300€)
Requisito de ingresos máximos de los inquilinos
39000€
39000€
 
Ingresos que debe tener el inquilino en el caso de que se pague la renta máxima prevista
2000€/mes
2500€/mes
Incremento notable. Además en este rango de ingresos es muy probable que se esté buscando vivienda en compra más que en alquiler. 
Gestiones posteriores a la firma del contrato de alquiler del agente homologado
Favorecer una adecuada relación arrendaticia entre el arrendador y el arrendatario, mediar
entre ellos para buscar acuerdos en los conflictos que surjan durante la vida del contrato, utilizando
preferentemente los servicios públicos gratuitos ofrecidos por las Delegaciones Territoriales de
Vivienda del Gobierno Vasco.
Evaluar el estado de la vivienda a la finalización del contrato.
Depositar y cancelar las fianzas.
Mediar en los conflictos. 
Evaluar el estado de la vivienda a la finalización del contrato.
En el decreto de 2012 no se definía claramente el papel del agente homologado durante el contrato. Ahora se especifica que se reduce a mediar en los conflictos y ya no se menciona la intervención de Bizilagun. Se añade la gestión del depósito y cancelación de la fianza.
Plazo de resolución para aceptar una vivienda
3 meses
3 meses
Uno de los problemas mencionados en la modificación de 2014 son los largos plazos de gestión, que no se resuelven en este decreto.
Plazo para autorizar un contrato de alquiler
1 mes
1 mes
Retribución al agente colaborador
1 mensualidad + iva
Máx. 3% renta mensual. Para la renta máxima: 726€ a la firma del contrato y 261€/año a abonar en pagos mensuales al agente homologado.
1 mensualidad + iva
Máx. 3% renta mensual. Para la renta máxima: 907,50€ a la firma del contrato y 326€/año a abonar en pagos mensuales al agente homologado.
Al aumentar la renta máxima aumenta también el importe a abonar al agente homologado por parte del arrendador
Garantías para los arrendadores. 
Gobierno Vasco garantizará la reparación de los desperfectos que causen los arrendatarios en
las viviendas y en el mobiliario arrendado. Los impagos y la asistencia jurídica se garantizan a través de un seguro. 
Impagos de rentas, daños materiales, actos vandálicos de las personas arrendatarias, responsabilidad civil, defensa jurídica y asistencia hogar.
No parece haber cambios importantes en la redacción pero habrá que esperar al contenido exacto de la póliza de seguro contratada por GV.
Plazo de gestión en exclusiva.
6 meses (con fianza de 100 euros para garantizar la exclusividad)
6 meses (con fianza de 100 euros para garantizar la exclusividad)
 

 

 

 

 

En resumen:

  • sube la renta que se paga a los propietarios para hacerles el programa más atractivo, pero con ello sube también la renta máxima que van a pagar los inquilinos y se excluye a los que tenían ingresos más bajos. No deja de ser "original" que cuando ya muchas administraciones se están planteando regular los precios máximos del alquiler aquí se suban las rentas de un programa público de alquiler de vivienda.
  • se mantienen las retribuciones a los agentes homologados, aunque en realidad suben porque van asociadas a la renta de la vivienda. Eso, unido a que se ha aclarado el papel de los agentes homologados "a la baja" (solo hay que mediar en conflictos, depositar y cancelar fianzas y comprobar el estado de la vivienda al finalizar el contrato) también hace el programa atractivo para los agentes homologados porque la retribución compensa los trabajos a realizar (aunque no los dolores de cabeza que te puede provocar la sede electrónica)
  • no se resuelve el problema de plazos que se intentó corregir en la modificación de 2014. Los plazos administrativos siguen siendo largos y la exclusiva de 6 meses puede llevar a muchos arrendadores a pensar que tener el piso vacío 6 meses y dejar de cobrar 4500€ (6x750€) no compensa las garantías que ofrece el programa.